La Terapia de Pareja

Terapia de pareja

Quizás es el momento de comenzar una Terapia de Pareja?

Hay momentos en la vida que la relación de pareja, que siempre había sido fantástica, o que nos pensábamos que nos hacía feliz, ahora tambalea.

No nos sentimos felices, nos dejamos llevar por la rutina, empezamos a alejarnos. Quizás es el momento de la Terapia de Pareja.

El objetivo de la Terapia de Pareja

Básicamente busca ayudar a resolver problemas de relación y de comunicación que se dan dentro de la pareja. También a orientar a cambiar puntos de vista sobre la relación. A ver con más claridad las dinámicas establecidas entre la pareja.

La Terapia de Pareja también promueve modificar las relaciones nocivas y disfuncionales. De esta manera, se plantea para intentar rescatar y amplificar las cosas positivas de la relación. Así, busca la forma más adaptativa de funcionamiento, sea juntos –Renovar el proyecto– o permitiendo explorar una posible separación.

En qué consiste la Terapia de Pareja

Se plantea con el propósito de trabajar con las dos personas que forman la pareja. A saber: mujer-hombre; hombre-hombre; mujer-mujer. El objetivo es ver y explorar la relación, ayudando a que se tengan en cuenta el uno al otro.

La terapia de pareja ayuda a hacerse las preguntas adecuadas, aceptando al otro, sin juzgarlo, y poder ver más allá de uno mismo. El objetivo es dejar atrás los pensamientos negativos, nocivos, buscando una práctica positiva de habilidades.

Una buena relación de pareja necesita, de cada uno de los miembros, poderse mirar desde más allá de las necesidades sólo personales, descentrarse de uno mismo, y tomar conciencia, también, de las necesidades del otro/a. Una relación de pareja es un proyecto común, que debe poder crecer y evolucionar, sin quedarse atrapado en las cosas negativas, y debe permitir que cada miembro también pueda crecer sin sentirse atrapado. Es un espacio de apoyo y crecimiento común.

Mejorar la Comunicación

Por eso hay que mejorar la comunicación de la pareja que quiere crecer. Comunicarse de una manera más sana y efectiva, con tolerancia, respeto y asertividad, practicando la escucha activa y empática (escuchar al otro y saberse poner en el lugar del otro).

Darse el permiso para sentir las emociones y poder expresar libremente los sentimientos de manera asertiva, respetuosa. Expresar nuestras necesidades.

Una buena comunicación es la base para un buen entendimiento. Hay que conseguir un buen diálogo y construir una relación positiva que potencie las fortalezas de la pareja y los puntos fuertes de los cada uno de los miembros.

Si no se puede construir, o reconstruir, un camino fácil de crecimiento mutuo y respetuoso, hay que saberse parar y plantearse si este el camino, en común, debe continuar o ha llegado a su final.

Crear una pareja sana, fuerte, que construye una relación positiva y de apoyo y crecimiento mutuo.

Es importante que por parte de las dos personas de la pareja acuerde la necesidad de pedir ayuda. Si sólo lo ve claro un miembro la pareja, sería un error intentar obligar al otro/a.

Cómo puede ayudar en una pareja

Ayuda a encontrar una nueva manera de ver y mirar el problema, la situación.

A veces hay que poderse situar en otro punto para poder analizar lo que pasa.

El / la terapeuta a veces ayuda a recordar las reglas del respeto. La terapia también ayuda a que cada miembro de la pareja encuentre sus puntos fuertes y poder así reconstruir los puntos fuertes del proyecto de pareja. Ayuda a ver los conflictos y los desacuerdos, no como obstáculos invencibles, sino con posibilidades de superarlos y fortalecer la relación, y superarse y crecer. Y si, a pesar de todo, los miembros de la pareja llegan a la conclusión de que la relación ha llegado a un punto final, la terapia ayuda que una rotura lo menos doloroso posible.

De qué hablamos?

Se abordan los temas que preocupan a la pareja

  • Revisión de las expectativas puestas en la relación
  • Problemas o falta de comunicación
  • Educación de los hijos
  • Problemas o dificultades de relación con las familias extensas
  • Momentos vitales diferentes
  • Monotonía. Pérdida de la “chispa” de la relación
  • Infidelidades
  • Celosías
  • Problemas sexuales
  • Problemas de salud

Si crees que ha llegado el momento de iniciar terapia de pareja puedes contactarme aquí

Elisenda Vila

 

 

 

Visits: 95

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Social media & sharing icons powered by UltimatelySocial